Alfombras lavables: Pros y contras

Cuando pensamos en decoración, las alfombras suelen ser un problema, esto se debe a que son uno de los elementos que más dan vida a un ambiente y crean un buen confort, aún así, generalmente nos preocupa su limpieza.

Olvídate de tener que llevar tus alfombras a la tintorería porque ahora puedes elegir entre las distintas alfombras lavables que podrás lavar en tu propia casa, son una gran solución para el hogar, se pueden usar sin preocuparse de la suciedad.

Gracias a su forma de elaboración, se pueden plegar o doblar como si fueran una manta. Sus dimensiones y composición pueden encajar perfectamente en una lavadora, industrial o doméstica.

¿Qué alfombras se pueden lavar en la lavadora?

Varios materiales sintéticos y naturales producen alfombras y moquetas lavables a máquina. 

Algodón: Esta es una de las pocas telas naturales que puedes lavar en la lavadora. Sin embargo, tarda más en secarse y es más cara que las alfombras sintéticas.

La olefina, el nailon, el poliéster, el polipropileno son todos materiales sintéticos que simplemente puedes tirar a la lavadora sin temor a dañarlos. Estos materiales son duraderos y se secan rápidamente. Puedes lavarlos a mano tantas veces como quieras.

La viscosa es otro material común para las alfombras. A menudo se piensa erróneamente que la viscosa es un tejido sintético. En realidad es una mezcla de fibras sintéticas y naturales.

Si quieres lavar a máquina una alfombra de viscosa, debes consultar las instrucciones del fabricante. No es 100% sintético y por lo tanto requiere un cuidado especial.

Estos son algunos de los pros y los contras de las alfombras lavables:

Alfombras lavables de color liso de pelo largo, medio o corto:

Se fabrican o confeccionan con telares mecánicos en medidas estándar o en rollo; gracias a esto, algunos modelos de este tipo de alfombras lavables se pueden cortar y hacer a medida. Son alfombras creadas con pelo sintético, generalmente de poliéster.

Los pros:

Entre los pros de este tipo de alfombras lavables, podemos mencionar entre los más destacados:

-Son un tipo de alfombras que pueden tener un pelo largo o medio, volviéndose agradables al tacto y más suaves al pie.

-La mayoría de estos modelos que se pueden encontrar se pueden hacer a medida y cortados, por lo que no quedará lugar ni hueco que impida el uso de esta alfombra lavable.

-Este modelo lo podemos encontrar en una amplia gama de colores, entre los que estarían: tonos neutros, grises, lilas, rosas. Puedes elegir el que prefieras o el que mejor se adapte a tus gustos o necesidades.

-Se pueden lavar en lavadora, con programas de hasta 30 grados, y sin centrifugar. Se tienen que secar al aire libre.

-Tienen una base antideslizante y además un buen agarre al suelo, haciéndolos muy prácticos para el uso diario.

Los contras:

-No se pueden realizar con medidas superiores a 200 centímetros de ancho. Para tener una alfombra lavable de gran tamaño, habría que plantearse la opción de unir dos o más alfombras. Sin embargo, una alfombra grande lavable a máquina no tendría mucho sentido porque es posible que no quepa en ninguna lavadora.

-Debido a que este tipo de tapetes se fabrican en un tipo de telar en el cual solo se pueden tejer en colores sólidos, este tipo de tapetes no se encuentran o no se encuentran disponibles con diseños.

Alfombras lavables de fibra de algodón

Las alfombras unidas con fibra de algodón se han estado fabricando durante mucho tiempo. Se fabrican mayoritariamente en la India. Por eso tienen un precio razonablemente bajo o adecuado a tu presupuesto.

Los pros:

-Gracias a que se pueden plegar como si fueran una manta, puedes guardarlos o guardarlos en lugares con poco espacio.

-Las podrás encontrar en una amplia gama de diseños y combinaciones de alturas de pelo, acabados o colores.

-Como son de algodón, se pueden lavar en lavadoras con programas delicados de hasta 30 grados de temperatura sin centrifugar.

Los contras:

-Las fibras capilares largas se apelmazan por el uso.

-En sí, no tienen base antideslizante, por lo que habría que añadirla en otro lugar.

-No son muy resistentes a la abrasión o al roce. 

Esperamos que estas recomendaciones sean útiles para decidir sobre la compra de tu próxima alfombra para el hogar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies