Consejos para el cuidado del motor

Es muy importante tener en cuenta que mientras mejor cuides el motor de tu coche, más durabilidad podrá tener tu coche en general. Si necesitas unos buenos recambios de segunda mano, te recomiendo que visites el desguace de Despieces De, porque allí encontrarás siempre los mejores repuestos a los precios más ajustados.

Sin embargo, puede que tu coche esté a punto, y aún así puedes darle algunos cuidados que te permitirán conseguir los mejores resultados. Estos los he reunido en este post, para que puedas comenzar a cuidar tu coche y así aumentar su vida útil.

¿Cómo se cuida el motor del coche?

Para cuidar correctamente el motor de tu coche debes fijarte en ciertos aspectos que resultarán fundamentales. En todo caso, los principales para un cuidado correcto serán:

Cambio de aceite

El cambio de aceite permitirá que se mantenga una correcta lubricación en todos los componentes del motor. Este debe realizarse según el año de fabricación que tenga tu coche y el kilometraje del mismo, en todo caso, debes asegurarte de que se haga en el límite indicado.

Por lo general, el cambio de aceite se realiza entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros, para que se puedan conseguir los mejores resultados. En todo caso, debes asegurarte de que se haga el cambio según lo que diga el manual de funcionamiento de tu coche.

Cuidado de los neumáticos

Es importante tener en cuenta que, el cuidado de los neumáticos será siempre básico porque de este dependerá que tu coche se pueda desplazar de una forma correcta. En todos los casos, un cuidado de los neumáticos adecuado permitirá que se puedan conseguir unos buenos resultados.

Unos neumáticos desinflados pueden producir un mayor desgaste en el motor debido a que se genera un esfuerzo mucho mayor. En todos los casos, será vital que revises la presión de los neumáticos por lo menos una vez cada 15 días, y así conseguirás los resultados deseados.

Control de las RPM

Las RPM determinan el esfuerzo que está haciendo el motor a la hora de mover tu coche, por este motivo, controlar las RPM es algo fundamental que debes tener en cuenta para tener unos buenos resultados. Los profesionales de la conducción recomiendan que no subas de 2.500RPM.

Este límite se debe aplicar también para los cambios de marcha, con lo cual podrás tener unos grandes resultados. Para ello, debes respetar los límites de velocidad y manejar con precaución para que tu motor tenga un rendimiento óptimo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies