Que pasa con los coches de desguace

Si quieres saber qué ocurre con los coches que llegan a un desguace descubrelo aquí. Te contamos cómo los vehículos se convierten en reciclaje; es decir, que cuando deja de ser útil para sus dueños, se transforman en una gran alternativa para muchas personas que anhelan reparar sus automóviles sin tener que gastar tanto dinero. 

Además de lo anteriormente señalado, algunos componentes que no pueden ponerse en venta, como por ejemplo la chapa, son entregados a empresas que recuperan la parte férrica para su posterior reciclaje. Y lo que es de naturaleza tóxica se consigna a los gestores autorizados para darles el debido tratamiento y deposición en los lugares adecuados.

Piezas de desguaces

Una vez que se disponga del certificado de destrucción que emite la autoridad competente en este asunto (DGT), se procede a despedazar al coche. Vale la pena resaltar que este tipo de actividad solo puede ser llevada a cabo por los Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos (CATV), ya que ellos cuentan con las maquinarias, herramientas y personal calificado para tales menesteres.

Popularmente se les llama desguaces o despieces, y quizá muchos crean que se trata de negocios informales, cuando en realidad estamos hablando de empresas legales, que comprenden y asumen la gran responsabilidad de recuperar piezas de un vehículo en desuso. Para que los recambios lleguen a manos de un cliente, deben pasar por procesos muy estrictos.

La descontaminación es fundamental, y después de retirar fluidos u otros componentes tóxicos, se va extrayendo cada parte que pueda volver a ser útil. Por supuesto, el siguiente paso es la realización de las pruebas pertinentes para garantizar que funcionen a la perfección. Esta clase de repuestos deben ser vendidos con garantía; de no ser así, desconfía y busca en otro lugar.

Dar de baja a un coche

Como habrás visto, hay todo un proceso robusto y bien articulado para reaprovechar las piezas de un vehículo. Pero el primer paso lo debes dar tú. Si tienes un coche que ya no te sirve o que te esté generando muchos gastos, lo mejor es darle de baja.

Por suerte, estas mismas empresas suelen realizar los trámites y tú solo tienes que esperar, sin mover ni un dedo, a que te entreguen la documentación legal que te corresponde. Las tasaciones que hacen son generosas, porque para los desguaces es un negocio; por lo tanto, aun cuando tú mismo crees que es un cacharro que no vale nada, en realidad sí tiene un valor.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies