¿Cuáles son los signos de no comer lo suficiente?

Los signos típicos de que no está comiendo lo suficiente pueden incluir sentirse cansado, enfermarse con más frecuencia, pérdida de cabello o problemas en la piel.

Mientras que la obesidad y los problemas relacionados con esta enfermedad suelen nombrarse más, los peligros de comer poco se pasan relativamente por alto. Comer de menos puede tener una variedad de efectos adversos en la salud y el bienestar de una persona.

Riesgos de comer de menos

Uno de los riesgos de comer de menos es perder peso. Esto generalmente se determina utilizando el índice de masa corporal (IMC).

El IMC utiliza la altura y el peso de una persona para dar una indicación aproximada de si se encuentra dentro de un rango de peso saludable o no. Por lo general, un IMC de menos de 18,5 se considera bajo peso.

Los riesgos para la salud asociados con el bajo peso incluyen:

  • osteoporosis y fracturas óseas
  • esterilidad
  • problemas de desarrollo
  • un sistema inmunológico debilitado
  • desnutrición
  • mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas
  • anemia
  • fatiga crónica

Razones para comer de menos

Algunas personas comen menos de la cuenta intencionalmente, a menudo como resultado de seguir dietas restrictivas o tendencias populares. A veces, estas dietas y tendencias pueden malinterpretarse o contener consejos nutricionales inadecuados, lo que puede llevar a comer de menos.

En otros casos, una persona puede comer de menos debido a un trastorno alimentario o por no darse cuenta de que lo está haciendo. A veces, las personas que tienen un metabolismo anormalmente alto o realizan altos niveles de actividad física, no comen lo suficiente para satisfacer las demandas de su cuerpo.

Otros pueden comer de menos como resultado del estrés, particularmente después de experimentar un evento traumático en la vida, como la muerte de un pariente o un amigo cercano. Las personas también pueden comer de menos como resultado de sufrir depresión u otras condiciones de salud mental.

Signos y síntomas de comer poco

Los signos y síntomas de que una persona puede no estar comiendo lo suficiente incluyen:

1. Fatiga

Uno de los síntomas más obvios y generalizados que pueden indicar que está comiendo de menos es sentirse constantemente cansado.

El cuerpo obtiene su energía de las calorías de los alimentos y bebidas que consume una persona. Nuestro metabolismo requiere una cierta cantidad de calorías energéticas para funcionar correctamente. Las funciones incluyen los procesos corporales básicos y automáticos, como la respiración, así como procesos más complejos, como el pensamiento activo.

La cantidad de calorías necesarias para mantener un peso saludable es diferente de persona a persona y depende de una variedad de factores, como el tamaño del cuerpo, el metabolismo y los niveles de actividad física.

Cuando alguien está comiendo de menos, está obteniendo menos calorías de las que su cuerpo necesita para funcionar correctamente. Esto puede tener un impacto severo en los niveles de energía, provocando sentimientos de cansancio físico y fatiga mental, lo que puede afectar el funcionamiento diario de una persona.

Los bajos niveles de energía también pueden tener un impacto adverso en el rendimiento de la actividad física y el estado físico. Según estudios de Vinculo Psicoterapia, las personas con un trastorno alimentario consumen muy pocas calorías y esto deriva en un impacto negativo en la forma física y el rendimiento deportivo.

2. Enfermarse con más frecuencia

Comer de menos también puede conducir a una dieta desequilibrada. Esto puede significar que el cuerpo de una persona no recibe suficientes nutrientes específicos para mantener un sistema inmunológico saludable y combatir enfermedades. También puede significar que enfermedades, como el resfriado común, duran más de lo debido.

Mantener una ingesta nutricional saludable es especialmente importante para las personas que ya tienen un sistema inmunitario debilitado, como los niños pequeños o los adultos mayores.

Los investigadores descubrieron que proporcionar suplementos nutricionales a las personas mayores de 65 años resultó en mejoras significativas en el funcionamiento de sus sistemas inmunológicos.

3. Pérdida de cabello

Comer de menos puede causar pérdida de cabello si la ingesta nutricional no es suficiente. Las deficiencias en proteínas, minerales, ácidos grasos esenciales y vitaminas pueden causar la caída del cabello u otras anomalías, como cambios en el color o la estructura del cabello.

4. Dificultades reproductivas

Cuando el cuerpo de una persona no recibe una nutrición adecuada, prioriza qué procesos se concentrará en mantener, como los vitales de respiración y circulación sanguínea. Como consecuencia, la producción de hormonas sexuales puede verse afectada, lo que reduce el deseo de actividad sexual de una persona y puede interrumpir los procesos reproductivos.

Los investigadores tienen mostrado que una dieta que contiene calorías insuficientes puede tener un impacto adverso sobre el funcionamiento reproductivo tanto en hombres como en mujeres. Esto puede evitar que se produzcan embarazos.

5. Sentir frío constantemente

Las personas requieren un nivel suficiente de calorías para mantener una temperatura corporal saludable. Consumir muy pocas calorías puede hacer que la temperatura corporal central de una persona baje, lo que crea una sensación constante de frío.

Los estudios demuestran que las personas que consumen una cantidad restringida de calorías tienen una temperatura corporal central significativamente más baja que las que consumen más calorías.

6. Deterioro del crecimiento en los jóvenes

Una buena nutrición es vital para el correcto desarrollo de los jóvenes. Comer de menos puede causar desequilibrios nutricionales que afectan ciertos aspectos del desarrollo, como el crecimiento saludable de los huesos.

Durante la pubertad, una nutrición adecuada es esencial para permitir que los huesos crezcan y se fortalezcan. Sin esto, una persona podría permanecer permanentemente más pequeña o más débil que sus pares.

7. Problemas de la piel

Los problemas de la piel son otra señal de que alguien puede estar comiendo de menos o mal. Si el cuerpo de una persona no obtiene una cantidad suficiente de nutrientes, como la vitamina E, puede provocar problemas en la piel. Sin suficiente vitamina E, la piel de una persona puede dañarse más fácilmente por la inflamación o la exposición a los rayos UV.

Otras vitaminas necesarias para mantener una piel saludable incluyen la vitamina B-3 y la niacina.

8. Depresión

La depresión es una condición de salud mental altamente compleja que puede tener una variedad de causas interrelacionadas. No siempre es posible determinar qué está causando la depresión de una persona, y la condición no es necesariamente un signo de desnutrición. Sin embargo, la evidencia reciente ha sugerido que puede haber un vínculo entre la mala nutrición y la depresión.

9. Estreñimiento

Comer muy pocas calorías también puede causar estreñimiento. Las personas con estreñimiento experimentan menos evacuaciones intestinales que otras. También pueden tener heces más duras que resultan ser difíciles o dolorosas de expulsar.

Cuando una persona come de menos, su cuerpo tiene menos alimentos para convertir en heces, lo que puede causar estreñimiento.

Cómo lidiar con comer de menos

Siempre que sea posible, la forma más efectiva para que una persona aborde la falta de alimentación es aumentar la cantidad de calorías que consume. Sin embargo, es crucial hacer esto de manera saludable.

Los alimentos con alto contenido de azúcar o grasas no saludables, como las grasas trans y las saturadas, contienen una cantidad significativa de calorías y pueden ser una forma tentadora de aumentar la ingesta total de calorías. Sin embargo, estos alimentos también pueden contribuir a toda una gama de otros riesgos para la salud, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Algunos consejos para aumentar la ingesta de calorías de manera saludable incluyen:

  • comer con más frecuencia a lo largo del día
  • comer alimentos ricos en proteínas
  • agregar a su dieta carbohidratos más complejos, como arroz o pasta
  • consumir más grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas, como nueces y aguacates
  • incluir una buena selección de verduras en la dieta
  • reducir el ejercicio cardiovascular solo si lo recomienda un médico

Las personas con trastornos alimentarios u otras condiciones de salud que contribuyen a la falta de alimentación o la desnutrición deben buscar el consejo de un médico.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies