Beneficios de aprender inglés desde niños

Aprender un segundo idioma y ​​aprenderlo pronto, hoy ya no parece ser una opción sino una necesidad. El mundo está cambiando a gran velocidad y entre las pocas certezas que tenemos, la capacidad de interactuar con un número cada vez mayor de personas es sin duda de fundamental importancia para todo ciudadano del mañana.

Pensar en el idioma inglés desde una edad temprana, es una elección que cada vez más padres hacen hoy de forma consciente, con el objetivo de asegurar a sus hijos una herramienta necesaria para afrontar los retos del mañana.

Hoy los niños aprenden inglés desde pequeños ya sea en el colegio o en el hogar, además de la posibilidad de participar en un campamento de verano en ingles, se trata de un programa organizado para niños y adolescentes que necesitan mejorar sus habilidades lingüísticas. A través de distintas actividades se fortalecen las relaciones, el trabajo en equipo, todo en idioma inglés. Por supuesto, aprender un nuevo idioma es una parte importante del campamento de verano, pero también tendrás tiempo para explorar tu entorno y hacer nuevos amigos.

Aprender inglés de niño es mucho más fácil que aprender inglés de adulto. El cerebro de los más pequeños, como sabemos, aprende con mucha más facilidad que el nuestro, o incluso que el de los adolescentes. Por ello, los niños deben cultivar este conocimiento desde temprana edad. Más concretamente, entre la primera infancia y los seis años, porque es en este período cuando son más sensibles a los idiomas y, por tanto, son capaces de asimilarlos más rápidamente. Sin duda, cuanto más pequeños sean, más fácilmente podrán dominarlos. 

Saber hablar inglés será un requisito previo que ayudará a tu hijo a encontrar trabajo cuando sea adulto y desenvolverse en cualquier parte del mundo, de hecho, en más de 50 países, así como en un gran número de territorios, el idioma oficial es precisamente el inglés, que se convierte así en la tercera lengua más utilizada del planeta, tras el mandarín y el español.

Beneficios de aprender inglés desde niños

  • El primer beneficio de que tu hijo aprenda inglés de niño es que lo hablará como si fuera su lengua materna. El bilingüismo produce efectos positivos en la inteligencia. Estimula la creatividad y produce niños más hábiles para resolver problemas.
  • Tu hijo será consciente de que el mundo no es todo igual y que hay otros puntos de vista. Será más comprensivo, tolerante y respetuoso con las personas de diferentes culturas.
  • Sus relaciones interpersonales serán más armoniosas. Tendrá más confianza en sí mismo.
  • Sus circuitos cerebrales estarán programados para estar predispuestos a aprender otros idiomas.
  • Comprenderá mejor su lengua materna y podrá utilizarla con mayor eficacia.
  • Si lo llevas de viaje, se divertirá más que otros niños monolingües, porque no tendrá problemas para comunicarse. 
  • Tendrá acceso a estudiar en cualquier universidad, tanto en nuestro país como en el extranjero. Las puertas del mundo del trabajo se abrirán ante él. Disfrutará de una mejor educación, también conseguirá un mejor empleo. Si el inglés domina, sus oportunidades laborales se multiplicarán, tanto en entornos gubernamentales como en empresas multinacionales.
  • Un tercio de las empresas en el mundo requieren personal que hable este idioma que permite la comunicación internacional, en el mundo del comercio y las finanzas. Además, es el idioma oficial de numerosas organizaciones internacionales, como la Unión Europea, las Naciones Unidas, la OTAN o la UNESCO.

Comenzar a aprender inglés desde casa

Cuando el estudio se convierte en un juego, el aprendizaje es mucho más fácil

Si tienes un bebé, primero haz lo que muchos padres ya han hecho: mostrarle solo películas, programas y series para niños en inglés en la televisión. 

Cuando crezca, haz que escuche audiolibros y canciones todos los días; si quiere volver a escucharlas, no importa (a los niños les encanta escuchar la misma historia y la repetición aumenta las posibilidades de éxito).

De nada le servirá a tu hijo ir a clases de inglés si, al llegar a casa, pierde todo contacto con el inglés hasta la próxima lección. Pídele que te cante las canciones que aprendió en la escuela. Cántala con él y tómate esta actividad como pura diversión.

Comprar algunos libros de cuentos en ambos idiomas. Además, existen varias aplicaciones de juegos en inglés para smartphones. Asegúrate de convertir el aprendizaje de idiomas en una fuente de diversión. 

Nunca lo obligues a aprender: lo importante es que tu hijo siempre escuche y se familiarice con el idioma inglés tomándolo como un ocio, poco a poco y sin prisas. Cuanto más joven se comienza a aprender inglés, mejor será su dominio del idioma.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies